Radiofrecuencia Corporal

Se define como radiaciones electromagnéticas, situadas dentro del espectro, entre la radiación Infrarroja y las ondas largas. El campo terapéutico al cuál nos referimos está comprendido entre la onda media y la corta.

Cuando la radiofrecuencia se aplica sobre un tejido provoca rápidas oscilaciones de los campos electromagnéticos, causando movimientos de las moléculas cargadas, cuyo resultado es un incremento de la temperatura del tejido. Los efectos térmicos vienen determinados por el tipo de radiofrecuencia, el nivel de energía, la duración del tratamiento y el tipo de tejido a tratar.

Se busca el calentamiento del tejido a una temperatura entre 55-62ºC. Éste es el rango en el cual acontecen los fenómenos que produce la radiofrecuencia:

• Calentamiento del tejido graso. El mantenimiento de la temperatura incrementa la estimulación del sistema linfático y arteriovenoso de dicho tejido. Asimismo, se produce un calentamiento a nivel cutáneo por difusión del calor, mejorando la calidad de la piel y estimulando la colagénesis o producción de fibras de colágeno.

• Contracción inmediata de la piel y remodelación cutánea a medio plazo. Asimismo se aprecia en el tejido afecto de celulitis un incremento de la vascularización, lo cual permitirá mejorar el metabolismo de las células.

• Síntesis de colágeno o neocolagénesis.

INDICACIONES DE LA RADIOFRECUENCIA

• Adiposidad Localizada.
• Celulitis.
• Flacidez.

CONCLUSIONES DE LA RADIOFRECUENCIA

• Estándar de excelencia en el tratamiento de la flacidez (asociado o no a mesoterapia, carboxiterapia).

• También lo utilizamos en la celulitis y falsa celulitis (la que se acompaña de flacidez), casi siempre en combinación con técnicas compatibles.

PRECIO DEL TRATAMIENTO
Desde 25,00€