fbpx

La bichectomía es una de las cirugías estéticas faciales orientadas a estilizar el rostro. Consiste en la extirpación de las bolas de Bichat. Estas son bolsas grasas que se sitúan en las mejillas. Son las responsables de las formas faciales excesivamente anchas y redondeadas. Gracias a la extirpación de estas bolsas moldeamos unos volúmenes ópticos de estilización y delgadez. Como consecuencia de la extirpación de las bolas de Bichat, el pómulo y mentón ganarán protagonismo, obteniendo como resultado un rostro aparentemente más alargado.

 

La bichectomía es una cirugía estética muy sencilla que se realiza de forma ambulatoria bajo anestesia local. La intervención dura aproximadamente unos 30 minutos y no requiere de hospitalización, por lo que el mismo día podrás regresar a tu casa. La técnica quirúrgica de la Bichectomía consiste en realizar una pequeña incisión a cada lado en el interior de la boca, a través de la cual se localizan y extirpan las bolas grasas malares que se encuentren por debajo del músculo. Una vez extirpadas, se aplican puntos de sutura reabsorbibles para cerrar el corte

POSTOPERATORIO Y CUIDADOS POSTERIORES

La operación de Bichectomía es una de las cirugías más satisfactorias por sus resultados estéticos definitivos –una vez extirpadas las bolas es imposible que vuelvan a producirse acúmulos de grasa en la mejilla- y por su rápida recuperación, ya que en una semana estarás totalmente recuperado y podrás retomar tu actividad normal.

Cuidados tras eliminar las bolas de Bichat

Es importante saber que tras la intervención puede presentar una leve inflamación en la zona intervenida y un ligero dolor. Para completar el proceso de la intervención y lograr el resultado estético deseado, es importante seguir una serie de pautas y cuidados durante el postoperatorio.

  • Evite la exposición directa al sol.
  • No haga ejercicio ni grandes esfuerzos durante los primeros días tras la intervención.
  • Tome alimentos de dieta blanda durante la primera semana.
  • Emplear un antiséptico bucal tras cada comida.
  • Aplíquese hielo en las mejillas frecuentemente para disminuir la inflamación.
  • Siga la pauta médica prescrita por su cirujano.
  • Guarde reposo en casa al menos durante los tres primeros días tras la intervención.
  • No fume durante los primeros días tras la intervención.

Una inflamación excesiva, sangrado y la aparición de hematomas no son síntomas postquirúrgicos frecuentes tras someterse a una Bichectomía, por lo que si aprecia alguno de ellos debe ponerse en contacto con el cirujano. No obstante, siguiendo adecuadamente las pautas médicas marcadas en la consulta, se podrá evitar cualquier complicación.

¿QUIÉN ES APTO PARA UNA BICHECTOMÍA?

Cualquier persona que lo desee puede eliminar las bolsas de Bichat, pero existen ciertos casos en los que este intervención está más indicada que en otros. El candidato ideal para una Bichectomía es una persona cuyo rostro muestra una forma excesivamente redondeada, debido a una acumulación de grasa en las mejillas, en gran parte causada por la localización en esta zona de las bolas de Bichat, que pueden acentuar más los mofletes en personas con sobrepeso. Si tras perder peso llevando a cabo dietas y ejercicio la cara no se muestra más estilizada, podemos descartar que un rostro excesivamente ancho se deba a la acumulación de tejidos adiposos en otras zonas faciales. En este caso, extirpar las bolas de Bichat es la única solución para adelgazar facialmente. También pueden ser candidatas a esta cirugía aquellas personas que deseen estilizar sus formas faciales resaltando más los pómulos.

¿CUÁNTOS DÍAS DE BAJA NECESITO?

Tras la intervención de Bichectomía es necesario guardar el mayor reposo posible entre los tres y los cinco días después de la operación. Esta estimación puede variar dependiendo de la actividad laboral y diaria de cada persona.

¿LOS RESULTADOS SON PERMANENTES?

Si una persona sube de peso tras realizarse una bichectomía puede acentuar más la forma redondeada de la cara, pero en ningún caso volverá a acumular grasa en la zona de las mejillas ya que los acúmulos de grasa de las bolas de Bichat no dependen de las variaciones causadas por las dietas y el ejercicio y en gran parte su prominencia está determinada por la genética.

PRECIO DEL TRATAMIENTO
Desde 999€
[/spb_row]