fbpx

LIFTING

LIFTING
mayo 31, 2018 EsteticaPilo
In Blog

El paso del tiempo es inexorable, y el rostro revela el envejecimiento con la aparición de arrugas, descolgamiento de la piel y en ocasiones, con acúmulos grasos en la papada.

El Lifting es un procedimiento quirúrgico de rejuvenecimiento facial que se utiliza para mejorar la apariencia global del rostro y el cuello, corrigiendo la flaccidez facial provocada por el paso del tiempo, la exposición al sol, el estrés o factores hereditarios. Si bien esta operación puede realizarse sola, en muchos casos puede combinarse con una blefaroplastia (corrección de las bolsas y arrugas de los párpados), con una rinoplastia (modificación de la forma de la nariz) o con una mentoplastia (aumento del volumen del mentón), aunque últimamente, la combinación de cirugía más usual para complementar un lifting es la inyección grasa (lipotransferencia) con el que podemos potenciar mucho el resultado final de ésta intervención.

Se trata de una cirugía que tensa la piel y la musculatura de la cara y el cuello, actuando sobre las arrugas y el descolgamiento que se producen a nivel de frente, cuello, mejillas y las acumulaciones de grasa alrededor del cuello (papada). Cuando el paciente viene a la Consulta por un tema de envejecimiento facial, está llena de temores. Y de ellos, el mayor es la preocupación de que la intervención altere sus facciones.

 

Les tengo que decir que un lifting lo que busca es la naturalidad del resultado a través de la armonía del rostro. El Lifting no alterará sus facciones en absoluto. Después del lifting, serán ellas mismas, pero con una piel más tersa y firme. sin los estigmas que el paso de los años ha dejado en el rostro.

 

La mayoría de los pacientes tienen entre 40 a 60 años, aunque también pueden beneficiarse personas de mayor edad. Cada individuo alcanza resultados diferentes, debido a sus características particulares.

 

Lo primero….la Consulta

La primera Consulta con el Especialista es esencial para determinar qué resultado puede esperarse de cada paciente y cuál es la cirugía o combinación de cirugias más idóneas para cada caso.

 

Actualmente, con la aplicación de nuevas técnicas, los liftings extensos ya no son necesarios para alcanzar óptimos resultados. Técnicas menos agresivas como el Minilift o el Week-End Lift (sólos o combinados con otras técnicas) ofrecen a los pacientes incluso mejores resultados que con los liftings clásicos panfaciales.  El cirujano plástico es quien mejor evaluará los pasos a seguir de acuerdo a sus expectativas, sus necesidades, su historial médico y su estado de salud actual.

 

Frecuentemente, el minilifting y el Week-End lift -que son técnicas mucho menos agresivas- se suelen combinar a otros procedimientos, como técnicas de láser-Co2 o lipofillings faciales con la grasa del propio paciente.

 

El Lifting tiene su sentido al buscar el rejuvenecimiento del rostro sin olvidar que el resultado final sea armónico. En rostros muy envejecidos, puede ocurrir que sea necesario combinar varias técnicas. La combinaciones más clásicas para completar la acción del lifting son:

  1. Intervención de párpados (Blefaroplastia parcial o completa), ya que el lifting no actúa sobre el contorno ocular.
  2. Liposucción de papada. Actualmente en casi todos los liftings, vienen ya incluídos.
  3. Lipoinyección grasa (de forma moderada) en pómulos o en los surcos nasogenianos.
  4. En pacientes con piel muy envejecida, solemos completar el Lifting con un Láser-Resurfacing de Co2 (Plataforma Pixel-Co2 de Alma Láser). Puede ser de forma panfacial o en sectores, como en la zona de las arrugas de los labios o en párpados caídos, cuando una blefaroplastia no es necesaria.

 

Siempre van a existir pacientes que deseen operarse, pero también están aquellos que prefieren resultados más moderados, con tal de no pasar por el quirófano. El secreto está en entender al paciente, asesorarlo con respecto a sus expectativas, y ofrecerle la solución más segura y adecuada para su caso en particular.

 

En éste caso, las nuevas plataformas de láseres ofrecen al paciente la posibilidad de rejuvenecer su rostro pero sin pasar por quirófano. Pero esto será tema de otro capítulo en éste mismo blog.

 

La Intervención.

 

La intervención siempre la haremos en un Centro Hospitalario bajo sedación profunda, con un ingreso en el Centro de 24 hs. Al dia siguiente, el paciente ya puede irse a casa.

 

Lo habitual es que el paciente no sufra grandes molestias; y si las hubiese, se pueden aliviar con analgésicos normales. Siempre recetamos en el postoperatorio un antibiótico, un antiinflamatorio y un analgésico.

 

Será normal sentir adormecimiento en la piel en los primeros dias, así como inflamación de las zonas operadas. Normalmente la inflamación cede completamente al cuarto dia de la intervención. Aunque no es usual, hay posibilidad de que puedan aparecer morados en el rostro o en el cuello, que desaparecerán con una crema específica. El primer vendaje lo retiraremos al dia siguiente, cuando el paciente está todavía en la Clínica, y lo sustituiremos por una faja especialmente diseñada para ésta intervención.

 

Las recomendaciones generales post-quirúrgicas son:  · Permanecer con la cabeza elevada -al menos, en un ángulo de 30º- durante unos días, para facilitar la desaparición de la inflamación de los primeros días.   · Guardar reposo durante un periodo que puede comprender entre 7 a 10 días y tener cuidados especiales con la cara y el pelo. · Los primeros meses es conveniente evitar los baños de vapor y la exposición solar. Dr. José A. Barea Sánchez

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*